La cosmética sólida ha llegado para quedarse y no solo en tu pelo. Desde GOethics te proponemos que también revoluciones el cuidado de tu piel y acabes con el montón de botes de cremas que ocupan tu cuarto de baño.


Ventajas de usar cosmética sólida en la piel: 


  • Sus ingredientes concentrados harán que en un solo producto encuentres la función de varios: limpieza e hidratación están garantizadas.
  • A la larga, por tanto, es más económica: con un solo producto ahorras comprar al menos tres. 
  • Su formato en barritas de 20 gramos facilita el aprovechamiento hasta la última gota y su correcta conservación en los meses de uso.
  • Cuando vas de viaje solo te llevas una barrita de producto para tu piel. ¡Acaba con el neceser gigante y abraza la comodidad!
  • Sus ingredientes naturales nutren tu rostro en profundidad, lo hidratan y lo iluminan.
  • Cuidas el medio ambiente acabando con la fabricación de tres botellas de loción por cada compra.

Desde GOethics hemos elaborado dos soluciones perfectas para tu piel que cubrirán tus necesidades de una. 

 

1. El Pack Tritón Limpiador Facial Hidratante 3 en 1


Con 3 barritas de 20 gramos cada uno, nuestro ‘Limpiador Tritón’ es verdaderamente increíble porque limpia al más puro estilo jabón, desmaquilla para dejar tu piel sin restos de maquillaje y te hidrata gracias a su alto contenido de aceite de coco.


Hace la función de tónico facial, de crema y de desmaquillante. Notarás tu cara con un tono más uniforme y mucho más hidratada. Además del aceite de coco, la glicerina y el cacao nutren tu cara en profundidad.

 

 

2. Exfoliante Facial Renovador


De nuevo con 3 barritas pero esta vez pensadas especialmente para eliminar de forma suave las células viejas que obstruyen los poros de la piel y se manifiestan en esos molestos puntos negros de la cara.

No hará falta que uses un segundo producto. Además, es un excelente limpiador que te dejará una ligera capa de humedad e hidratación.

 

 

¿Cómo se usa? 

  • Necesitarás mojar las barras con agua algo tibia y frotarlas con tus manos para crear una loción.
  • Una vez hecha la espuma en tu mano, aplícala en tu rostro con la propia mano o con la ayuda de un disco de algodón si lo prefieres. 
  • Masajea la zona en la que quieras concentrar la limpieza.
  • Aclara con agua tibia o limpia con un paño húmedo.

 

Como ves, suuuuper sencillo. ¿Te animas?